viernes, 4 de abril de 2008

Albúm de Espejos... Los Otros... Nuevo Rincón en el ArkanoXV




Rompo todo protocolo. Quise imponer tan Drakonianas leyes que ni yo mismo soy capaz de cumplirlas. Mi vida gira ahora en una espiral que no puedo detener... es un bucle que resultará infinito, al menos hasta Junio, en el que la guillotina caerá sobre mi cabeza y si las Fortunas me sonríen, quizá me aparte a tiempo y salve el pescuezo. En cualquier caso, he pasado tiempo dando vueltas a la idea de agilizar este rincón que comienza a acumular polvo. Lo hace precisamente por estos acontecimientos que me tienen profundamente consumido de tiempo... escribir se me antoja un mundo... y mi mundo, ahora, difícilmente sale de cuatro paredes y una pila imposible de temas que devorar hasta la fatídica fecha. Siendo esto así, poco me queda para escribir, con lo que los Paraisos Desangelados quedarán más desangelados que nunca y el Agujero de Gusano acabará por cubrirse de tierra. La tragedia se consuma cuando apenas puedo sumar experiencias que añadir a mi peculiar bitácora... y el mundo se me cae encima. He empezado una nueva etapa... todo mi universo anterior, todas mis raices, mi música, mis fuentes, aquello que me configuró hasta el presente, arde ahora (junto a Abril) en la hoguera del olvido. Por tanto, poco puedo yo compartir, como lo hacen mis elegantes compañeros, pues nada queda en mi mochila. Contruyo de nuevo mi casa, así que no sólo no puedo sacar, sino que he de llenar con nuevas aportaciones. He tenido grandes y buenas amistades que me han ayudado en esa tarea de titanes que es levantar las paredes de nuevo...


Llego a la conclusión de que todo lo que puedo compartir con este invisible mundo virtual, inexistente pero siempre potencial, soy yo mismo... Es lo que he hecho, tanto aquí como al otro lado del espejo, que son las caras del Diablo... ese apéndice sombrío donde he hecho partícipe al pobre confiado que haya arribado a tan desolado puerto, de mis fantasmas y obsesiones.


Lo único que me queda por mostrar con un mínimo de interés, ahora y siempre, es mi mundo y mi mundo se construye con las personas que me rodean y aquello que me hacen sentir. El Arkano que me define, el XV, este Diablo incomprendido, representa las pasiones humanas, los pulsos y vibraciones, aquello que nos impulsa a crear, a sufrir a gozar y amar... Este Diablo me gobierna, se filtra por todos los poros de mi cuerpo... sentir, a veces con doloroso extremo, es lo que me hace amar la vida y, sin duda, está en el fin último de cuanto digo, hago y sobre todo escribo. Las personas que me rodean (algunas desde el principio de los tiempos) me pulsan e inspiran sentimientos profundos y han sido y son determinantes en mi vida. Yo me siento en la necesidad de verbalizar esos sentimientos. Sé que no todo el mundo, ni tan siquiera ellos, necesitan hacerlo, no al menos de esta manera que es engañosamente íntima y privada, y amenazadoramente pública... sin embargo, esta es la mortificante (y redentora) cruz que he de pagar por esa "Pasión" que el Arkano XV se empeñó en regalarme y que me hace ser quien soy, con mis luces y sombras. Queda pues el aviso de que inauguraré una nueva sección, que será conectada inmediatamente al otro lado del espejo. En ella esbozaré a mis Almas Perdidas, a aquellos compañeros de viaje que me acompañarán en esta y las nuevas vidas (os volveré a buscar, es una amenaza). Tendrán una doble visión... Aquí verán quienes són, mis sentimientos sobre ellos, lo que les hace importantes e insustituibles en mi vida... nuestra pequeña historia.... Pero el Habitante del Espejo conoce sus otros rostros, contempla su dimensión última, mira su alma desde el otro lado y la devuelve... Una doble visión, un doble juego, dos imágenes de la misma persona... Aquí, lo que parecen... allí lo que son.


Muy pronto el primero (que será ella, con permiso de mis caballeros)...


4 comentarios:

Álvaro dijo...

Grande, Arkano, grande. El nuevo rincón promete sorpresas.
En cuanto a tu espiral imparable hacia Junio, no te preocupes. Normalmente las obligaciones cotidianas nos hacen bloquearnos y no encontrar tiempo para lo que realmente queremos (y debemos) hacer.
Pasa que, al final, la cabra tira al monte, y, casi sin quererlo, el tiempo nos encuentra a nosotros y logramos hacer horas extras para los quehaceres cibernéticos.
Saludos desde este lado del cristal.

El habitante deshabitado (A.B.)

A.J.Srider dijo...

Bienhallado en este nuevo rincón. Desde la distancia te observo viejo amigo.

Un abrazo.

Anabel dijo...

En este arcano, El Diablo, el hombre se ve sometido a la materia; su espíritu está encerrado en la carne, y parece una prisión. Pero verás, si observas bien la carta, que las cadenas que atan a los diablillos no son de hierro, si no simples cordeles. Para esta desconocida, ese sentir, de todo blanco o todo negro, no es desconocido; pero a veces mi alma libre, escondida ha mucho tiempo, sueña que hay una escala de grises. Mis saludos. Anabel

Vilches -XV Le Diable- dijo...

Querida Anabel, es agradable encontrarte a este lado del espejo. Sutil, en entrada antigua, un poco a sotto vocce, bien devuelto el lance, mis felicidades.
El Diablo suele ser un Arkano frecuentemente malinterpretado. Es cierto que simboliza las pasiones humanas pero es una tendencia habitual asociar esas pasiones humanas como mundanas, poco elevadas.
Sin duda esas pasiones son humanas, de ahí su valor, y en esa humanidad estriba su grandeza, los cordeles son de seda no tanto porque sean fáciles de cortar, que es la interpretación habitual, sino porque no deben de constreñir necesariamente. Esas pasiones nos pertenecen consustancialmente, forman parte de nosotros y son las que abren nuestras fisuras y abismos o nos aportan las luces y fuerzas que nos impulsan a crear... en tu caso o en el mío, a través de
la literatura, pero son las raíces del arte en general. Por eso, el Diablo, como Arkano, es el padre de del artista. Sentir con pasión es lo único que nos proporciona la verdadera libertad.
Agradezco tu visita. Espero que no sea la última. Nos leemos por los rincones.