domingo, 12 de septiembre de 2010

28.


Amiga, le propongo un juego de amigo
Le invito a sonreír solamente porque yo se lo pido
Sé que en este momento preciso
Tendrá que hacer un esfuerzo, es por esto
Que se trata de un juego de amigo
A cambio, le digo, que le prestaré mis manos
Por si necesita una mano
Yo sé bien que usted dirá
Que no la necesita, que es fuerte y por eso
Le bastan sus manos
Pero, igual, yo se las presto
por si lo olvida

El juego en concreto es sencillo
Cuando mañana despierte y lea este verso
Recuerde mi nombre y sonría
Aunque solo sea porque descubra
que soy testarudo como mula
usted no haga caso y sonría
A cambio, le digo, que le presto mis latidos
Por si necesita un corazón de compañía
Yo sé bien que usted dirá
Que no lo necesita, que el suyo es grande y por eso
Le bastan sus latidos
Pero, igual, yo se los presto
por si lo olvida

Cuando vuelva el bofetón de la vida
Y más ganas de llorar aparezcan
Usted recuerde mi nombre y sonría
Que no importe la rabia, la ira
A más frustración, más risa
Cuando menos ganas haya
Piense en mí y sonría
A cambio, le digo, le presto mi voz en la distancia
Por si necesita gritarle a la vida
Yo sé bien que usted dirá
Que no la necesita, que su voz es potente y por eso
Le bastan sus gritos
Pero, igual, yo se la presto
Por si lo olvida

El juego de amigo es sencillo
Puede jugarse de noche y de día
Desnuda, comiendo, mojada, feroz o aburrida
Solo necesita pensarme y una sonrisa
Así cuando usted sonría yo sabré que me piensa
Y puedo decirle, amiga, que siempre funciona
Que cuando el día más gris se avecina
Yo pienso en usted y me basta
Recordarla para hacerme dibujar la sonrisa
Y si todo falla, a cambio le digo
Le presto entonces mi sonrisa
Aunque yo sé bien que dirá
Que no la necesita, que su sonrisa es brillante
Y le basta su risa
Pero, igual… Yo se la presto
Por si lo olvida

2 comentarios:

A.J.Srider dijo...

Jesús, me quito el sombrero. Cada vez que te leo me resulta más sencillo perderme en tu verso. Sé que podría quedarme con el mío, pero me bebo el tuyo... por si lo olvido.

Un abrazo.

Vilches -XV Le Diable- dijo...

gracias, pedro, siempre es un placer encontrarme tus palabras. Por los viejos tiempos, que nos hicieron como somos.